Videojuegos

Me he pasado a Youtube

Imagen

Si formáis parte de la página de Facebook del blog, probablemente ya lo sabréis, pero he pasado la mayor parte de la actividad que, en principio, destinaba a este blog, a mi nuevo canal de Youtube. Estáis invitados/as a visitarlo, suscribiros, comentar, sugerir… Ya sabéis, a formar parte de la comunidad.

Al igual que quise hacer con este blog, he centrado dicho canal en los videojuegos. En realidad, la idea es mucho más que recopilatorios de gameplays que podría parecer a simple vista, pero, por el momento, es lo único para lo que tengo tiempo y espacio. En su día, escribí algunos guiones para otras secciones, pero me resulta prácticamente imposible grabarme delante de la cámara en mi casa.

Así pues, por el momento, todo lo que veréis en el canal Chica Píxel serán gameplays. Ya tengo grabados de McPixel, Resident Evil 6 y Tomb Raider. También tengo pensado hacer reviews con imágenes y vídeos que grabo con la capturadora de todo a lo que voy jugando. ¡Ah! Y un especial sobre los bugs del nuevo Tomb Raider, que no son pocos…

Si queréis comentar cualquier cosa, sabéis que vuestras aportaciones siempre son más que bien recibidas.

Por otro lado, aunque pueda parecer que había abandonado este blog, en realidad, estaba pensando cómo incorporarlo en la idea de este nuevo proyecto. Y algo se me ha ocurrido. Ya lo iréis viendo de ahora en adelante.

Un saludo y ¡buena partida!

Anuncios
Tomb Raider, Videojuegos, Zona Bug

[Zona Bug] Tomb Raider: Underworld en “¡Estoy volando, Jack!”

En esta segunda ocasión, aprovecho los bugs que encontramos para estrenar canal de Youtube. Podéis echarle un vistazo, pero por el momento está muyyyy vacío.

Fui testigo de algunos simpáticos bugs en Tomb Raider: Underworld mientras Sika jugaba, así que decidimos guardar la prueba en vídeo.

La saga Tomb Raider ha tenido bugs desde siempre. Te lo digo desde el cariño, Lara Croft. Me encantan tus juegos, pero entre enemigos que se quedan atrapados en un obstáculo pixelado y errores de clipping, que tú vueles ya no es como para sorprenderse.

Por cierto… ¡Feliz Navidad!