Videojuegos

Píxel nostálgico | Wild Arms

A veces, me pregunto por qué no comparto con vosotros esos arranques de nostalgia que sufro algunas noches. Cuando me doy cuenta de que apenas tengo tiempo para jugar, pienso en las maravillas que disfruté siendo una cría y echo en falta volver a esa época. No me importaría comenzar, ahora mismo, una partida al maravilloso Wild Arms, una de las grandes joyas de los JRPG de la añeja PSX que me hizo descubrir que existía vida más allá de Final Fantasy VII, mi primer role playing game y mi eterno favorito.

Pero no creo que ponerme a rejugar le hiciera bien a mi partida a medias de Bravely Default ni a los tantos otros juegos que esperan que los continúe o los empiece. Tras haber dicho esto, siento la mirada acusadora de una edición especial del Tales of Symphonia Chronicles desde mi estantería.

Estoy segura de que, al leer el título de Wild Arms, a muchos os viene a la mente su mítica intro de estilo anime que podía presumir de un tema musical sencillo pero inolvidable. En mi infancia, pasé horas intentando imitar la música del vídeo, pero fue imposible, puesto que soy incapaz de silbar. Finalmente, tuve que conformarme con aprender a tocarla en la flauta dulce. It’s something.

Aquí os dejo la susodicha intro:

Sigue leyendo “Píxel nostálgico | Wild Arms”

Anuncios
Como la vida misma, Videojuegos

“Las chicas también saben de videojuegos” | La vendeconsolas, capítulo 1

chicapixeltienda
Yo misma flipando en la tienda, dibujada por Sika.

Durante los últimos meses, he tenido la oportunidad de trabajar en el sector videojuegos. En ventas, de cara al público; no como parte del equipo técnico, creativo o de comunicación (¡ojalá!). Y durante este tiempo, he observado ciertos comportamientos comunes en algunos de los clientes:

  • Las mujeres no-gamers prefieren hablar con una dependienta antes que con los chicos
  • Contribuirás a que se echen a perder las nuevas generaciones de jugones
  • Las mujeres no-gamers creen que los videojuegos rezuman testosterona
  • Los hombres asumen que la chica está en la tienda para hacer bonito
  • Los adultos creen que los dependientes de una tienda están ahí para hacer de canguros
  • Los niños creen que los dependientes lo saben todo
  • Los niños creen que los dependientes no saben nada

Absurdas generalizaciones que, como habréis observado (¡ah, mis avispados lectores!), se contradicen a menudo. Pero es lo bello del ser humano (?).

Todo esto viene a ciertas experiencias que he vivido en la zona de videojuegos de la tienda. Procedo a explicaros la primera a continuación:

1. Las mujeres prefieren hablar con una dependienta

Sigue leyendo ““Las chicas también saben de videojuegos” | La vendeconsolas, capítulo 1″